Cuestiones a tratar sobre el Cuidado de los Patos

 

Las Ocas y los Patos son muy similares en muchos aspectos, aunque no en todos, y por eso en este apartado trataremos de dar consejos acerca de su alimentación y cuidado.

 

Es muy sencillo el cuidado de los patitos.

 

 

1.- En la primera edad del patito es necesario proporcionar calor mediante calefacción o una bombilla, con cuidado de que no se alcance una temperatura demasiado alta, que podría ser fatal. En caso de duda, utilizar bombillas de baja potencia y hacer la medición de temperatura durante 1h, para observar qué temperatura se alcanza, sin el patito debajo.

 

Necesitarán calor durante unas 2-3 semanas, dependiendo de la temperatura ambiente.

La primera y segunda semana deberán estar a unos 28-30ºC, y la tercera semana a unos 28ºC y la cuarta a 25ºC. 

 

Estos rangos de temperatura son orientativos, pero no conviene sobrepasarlos, sobretodo en los primeros 3-4 días de vida.

 

De todas maneras, la mejor manera de saber si el patito está a gusto o no, es esta: Si se aleja del foco o fuente de radiación (radiador, calefactor, bombilla...) tiene calor y si se acerca está a gusto.

 

 

2.-  Son muy útiles las cajas plásticas grandes de almacenaje. Ahí se mantienen seguros, limpios y estan muy a gusto al ver el exterior al ser transparentes.

Algo muy importante para su proceso de imprinting, también.

 

 

3.-  Hay que cambiar la cama diariamente. Esta puede ser de papel de cocina absorbente o si hay muchos animales lo más adecuado sería la paja seca de cereal.

 

 

4.-  No alimentar con piensos medicados, para evitar posibles problemas.

 

 

5.-  Los Patitos se alimentan con pienso de pollitos de gallinas perfectamente, ya que les gusta mucho y alimenta porque es concentrado.

Hay que tener cuidado de que no esten adicionados compuestos medicamentosos. También es posible acceder a piensos para anátidas 'starter'.

 

6.-  En caso de que no quieran comer pienso hay que retirárselo inmediatamente, aunque aparentemente esté en buen estado o sea recién comprado.

Puede estar contaminado por Aflatoxinas, que son toxinas nocivas que producen los hongos que crecen en los cereales.

 

Greenway,J.A. (1976) señala que patos y ocas rechazan alimentos contaminados por toxina T-2 y presentan diarrea. La enfermedad ha sido reproducida experimentalmente en todas las especies aviares (Hoerr, F. 1991).

 

 

7.-  Deben tener siempre agua fresca en un bebedero al cual no se puedan subir o volcar. Y como mucho que se mojen la cabeza, no el resto del cuerpo.

Es importante que el bebedero no esté justo al lado del comedero, porque si no el patito echará toda la comida a perder, al ir al comedero con el agua en la boca.

 

 

8.-  Prohibido el baño de pequeñitos, ya que el plumón se anegaría y se pueden enfriar. Cuando tengan la pluma se pueden bañar las veces que quieran, pero hasta entonces no hay que dejarles que lo hagan en modo alguno.

 

 

9.-  Hay que protegerlos de los niños entusiastas que estarán deseando bañarlos desde pequeños. Hay que tener un poco de paciencia, ya que enseguida les crece el plumaje. 

En caso de 'accidente', hay que secarlos inmediatamente con una toalla y un secador y no habría ningún problema.

 

 

10.-  Protección frente a las altas temperaturas:

 

Los Patos necesitan resguardarse del sol fuerte de verano y las altas temperaturas cuando se excede de los 30ºC.

Es importante proveerles de sombra fresca mediante la plantación de árboles y arbustos, o de otras estructuras en su defecto. Y también es necesario que se refresquen el cuerpo mediante baños, siempre que esten perfectamente emplumados.

 

 

11.-  La alimentación de las Patos es muy variada. Comen vegetales, grano de cereal (trigo, maíz, etc) Y si tienen la opción muchos animales, tipo caracoles, limacos, hormigas, mosquitos y sus larvas, lombrices...

 

En poco tiempo limpiaran tu parcela o jardín de caracoles. Es su alimento preferido.

 

Método de control de plagas 100% Ecológico y Medioambientalmente Sostenible.

 

 

12.-  Los Patos adoran los días de lluvia. El tiempo desapacible es siempre una alegría para ellos, aunque hay algunos que prefieren estar a cubierto que mojarse.

 

¡Cada pato es un mundo!